Los mandatarios de la UE intentan de nuevo poner fin al bloqueo sobre altos cargos

Los mandatarios europeos intentarán este martes, en la prórroga, consensuar las personas que liderarán el bloque durante los próximos cinco años, una negociación complicada que la víspera terminó en fracaso tras una noche de infructuosas discusiones.

A las 11H00 (09H00 GMT), los líderes de la Unión Europea (UE) retoman en Bruselas sus discusiones conducentes a designar los nuevos jefes de la Comisión Europea, Consejo y diplomacia comunitaria, y del Banco Central Europeo (BCE).

Y todo ello antes de que la nueva Eurocámara, que se constituye este martes en Estrasburgo (noreste de Francia), escoja a su presidente, una elección que afectaría al resto de altos cargos por los equilibrios geográficos y de género necesarios.

A estos se les suma el reparto de cargos entre las familias políticas que, desde las elecciones de mayo a la Eurocámara, deben ponerse al menos de acuerdo a tres para forjar una mayoría proeuropea: PPE (derecha), socialdemócratas y liberales.

“Estuvimos muy cerca de un acuerdo en un momento dado”, explicó la víspera al término de una reunión maratónica el presidente francés, el liberal Emmanuel Macron. “Damos una imagen poco seria de Europa”, agregó.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, saluda a su llegada al tercer día de la cumbre de líderes de la UE, este martes 2 de julio en Bruselas

Una fuente europea se mostró optimista sobre la posibilidad de alcanzar un pacto este martes sobre la base del conocido como “acuerdo de Osaka”, que galvanizó las tensiones en el seno del PPE y la oposición de los líderes del Este.

La clave del pacto es que los socialdemócratas se harían con la presidencia de la Comisión, la joya de la corona de los altos cargos, para su candidato en los comicios, el holandés Frans Timmermans, pese a haber quedado segundos.

El PPE, primera fuerza en las elecciones, lograría la presidencia de la Eurocámara para su candidato, el alemán Manfred Weber, pero reclama también dirigir el Consejo Europeo, cenáculo de líderes, uno de los escollos de la negociación.

Los liberales, necesarios para desbloquear los nombramientos, reclaman también este cargo, del que depende el color político del próximo jefe de la diplomacia europea, uno de los interrogantes que intentarán despejar este martes.

– “Frente anti-Merkel en el PPE” –

Aunque el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, explicó que “el acuerdo de Osaka” se forjó entre Timmermans y Weber con el apoyo de sus respectivas familias políticas antes de la cumbre del G20 en Japón, las tensiones afloran en el PPE.

La cancillera alemana, Angela Merkel, llega al tercer día de la cumbre de líderes de la UE, este martes 2 de julio en Bruselas

“Hay un frente anti-Merkel en el seno del PPE”, explicó la fuente europea, en referencia a la canciller alemana, Angela Merkel, que defendió el acuerdo en Osaka junto al socialdemócrata Sánchez, Macron y el también liberal holandés, Mark Rutte.

Así, pese a formar parte de la misma familia que Merkel, los primeros ministros de derecha de Irlanda, Letonia y Croacia se opusieron al mismo, así como los dirigentes de Hungría, Polonia y República Checa, según esta fuente.

La suma de los seis no bloquea la designación de Timmermans, que necesita el apoyo de al menos 21 de los 28 dirigentes cuyos países representen al menos el 65% de la población, pero, si se les suman otros, podrían conseguirlo.

La mandataria alemana, que en 2014 intentó bloquear la designación de Jean-Claude Juncker sin éxito, reconoció el lunes, tras unas “complicadas” discusiones, la necesidad de “dejar reposar las cosas”, convencida en poder alcanzar un acuerdo.

El tiempo apremia para los mandatarios, que querían lograr un acuerdo antes que la Eurocámara escoja a su presidente. El pacto podría llegar finalmente el mismo día que se constituye el hemiciclo, a las 08H00 GMT en Bruselas.

De no lograrse, los eurodiputados podrían retrasar de nuevo la elección de su jefe, prevista actualmente el miércoles, para dar tiempo a los líderes a repartir los cargos y no quemar los cartuchos de las familias políticas.

Ante el bloqueo político, el primer día de sesión en la Eurocámara estará marcado por la vuelta al trabajo de los eurodiputados británicos, a la espera de si se consuma el Brexit, y las protestas de los independentistas catalanes en Estrasburgo.

 

Fuente: AFP


Loading Facebook Comments ...