Yankees le ganan la serie London a Boston

El receptor dominicano Gary Sánchez pegó sencillo de dos carreras y coronó racimo de nueve anotaciones en la victoria de los Yankees de Nueva York por 12-8 sobre los Medias Rojas de Boston, en juego celebrado este domingo en el Olympic Stadium, en Londres (Inglaterra).

Ante una multitud de 59.059 personas, que llenó el campo de juego, el partido fue el segundo de las Grandes Ligas que se llevó a cabo en Europa dentro de una serie de dos partidos entre los eternos rivales de las mayores, los Yankees  y los Medias Rojas.

Los Yankees concluyeron el primer viaje de las Grandes Ligas a Europa ganando 2-0 la serie, luego de que el sábado vencieron a los Medias Rojas con pizarra de 17-13.

Con pizarras combinadas de los dos juegos, los equipos anotaron 50 carreras en el fin de semana, cuatro más que su mejor puntuación anterior en juegos consecutivos entre ambas novenas.

Esta vez Sánchez se convirtió en el jugador clave para los Yankees debido a que en la séptima entrada coronó con sencillo al jardín central, bueno para dos anotaciones, un racimo de nueve.

Con ese racimo los Yankees remontaron una desventaja y consiguieron su puntuación más alta en un episodio en cuatro años.

Sobre la lomita la victoria se la acreditó el relevo Adam Ottavino (3-2) en un episodio.

Didi Gregorius mandó la pelota a la calle contra Ryan Brasier en la octava entrada, extendiendo la racha récord de juegos de Nueva York con jonrones a 31.

Mientras que los Medias Rojas pegaron tres vuelacercas con el bateador designado J.D. Martínez (18), el receptor puertorriqueño Christian Vázquez (11), y el parador en corto Xander Bogaerts (16).

Vázquez (11) pegó de vuelta completa en el primer episodio sin corredores en los senderos al superar la serpentina del abridor Stephen Tarpley.

Bogaerts, Martínez y Vázquez se convirtieron en el primer trío de bateadores de Boston en cuatro décadas en batear jonrones en la primera entrada.

Boston conectó tres jonrones en la primera entrada por sexta vez y la primera desde el 14 de agosto de 1979, cuando Carl Yastrzemski, Carlton Fisk y Fred Lynn lo hicieron en el “Fenway Park”, frente a Pete Redfern, de los Mellizos de Minnesota.

La derrota la cargó el relevo Marcus Walden (6-1) al no sacar ni un out.

Luego de concluido el juego de 4:24 horas, los campeones de la Serie Mundial, los Medias Rojas, cayeron 11 juegos, un récord de la temporada, detrás de los Yanquis, líderes de la División Este de la Liga Americana, que ganaron por décimo tercera vez en los últimos 14 partidos y mejoraron a 6-1 contra Boston este año.

El campo, construido para los Juegos Olímpicos de 2012, fue diseñado para recibir el mínimo de viento, lo que llevó a algunos jugadores a especular que podría haber sido un factor en la dificultad de los lanzadores para realizar su trabajo.

Mientras que los bateadores a veces se esforzaban por ver los envíos del serpentinero a través de los rayos del sol y la sombra creada por el techo del Olympic Stadium y los famosos bancos de luces triangulares.

Esta vez el juego se llevó a cabo bajo una temperatura de 73 grados, 20 menos que el sábado. EFE


Loading Facebook Comments ...