Mientras la crisis humanitaria mata al país, Rusia destaca “avance” en construcción de fábrica de fusiles Kalashnikov en Venezuela

Moscú.- Venezuela cumple todos los compromisos asumidos con la construcción de la fábrica de rifles Kaláshnikov en este país, lo que permitirá entregarla en el tiempo previsto, declaró el director general de la entidad exportadora de armas rusa, Rosoboronexport, Alexandr Mijéev.

Pese a todas las dificultades, Venezuela cumple sus compromisos, nuestros especialistas se encuentran en las bases donde se realizan las obras”, dijo

Según afirmó el funcionario en el marco de la Feria “Armia 2019” (Ejército 2019), que se celebra en las afueras de Moscú, la parte rusa suministra e instala el equipamiento y confía en que todo funcionará “en los plazos acordados”.

Continuamos cumpliendo el contrato. Tenemos una tendencia de trabajo, cumplimos los planes acordados con la parte venezolana”, añadió.

DESCOMUNAL GASTO EN ARMAS MIENTRAS VENEZOLANOS MUEREN DE HAMBRE

Los más de 11 mil millones de dólares gastados en armas rusas por el régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, contrastan con la realidad que se vive en Venezuela, donde niños y en general personas de todas las edades mueren por falta de medicinas e insumos, debido a la crisis económica que azota al país tras 20 años de chavismo.

Ello sin contar que Venezuela es protagonista de uno de los flujos migratorias más importantes de  los últimos años -comparable solo al de Siria donde hay una guerra-, de donde han emigrado más de 4 millones de personas debido a la crisis humanitaria, y se estima que antes de culminar este año 2019, salgan del país al menos dos millones más, situación que ha provocado que se prenden las alarmas en las naciones de América del Sur, que durante las últimas semanas han implementado más controles para el ingreso de venezolanos a sus respectivos territorios, dado que están a punto de colapsar ante esa avalancha de venezolanos que ha escapado del madurismo para intentar sobrevivir a la miseria sembrada por el “socialismo del siglo XXI”.

LA CORRUPCIÓN HA ATRASADO LA OBRA

Los plazos de entrega de la fábrica de fusiles de asalto Kaláshnikov en Venezuela han sido pospuestos en varias ocasiones debido a escándalos de corrupción y robos.
En abril pasado, la empresa rusa Rostec, encargada de las obras, inició una investigación tras detectar una serie de robos, según informó el jefe de la Fiscalía General de Rusia, Dmitri Demeshin.
El funcionario recordó que estas fábricas se construyen en Venezuela “en base a acuerdos de comercio exterior”, y se trata de plantas de producción de municiones y fusiles.
El exsenador ruso Serguéi Popelniújov, cuya compañía estaba a cargo de la realización del proyecto, fue condenado por el robo de más de 1.000 millones de rublos (cerca de 16 millones de dólares).
La defensa del exlegislador alegó que las fábricas no fueron construidas en el plazo previsto debido a la altísima inflación que afecta a la nación caribeña. 

Venezuela es el mayor comprador de armas y equipamiento bélico ruso de América Latina, ya que Rusia otorgó a Caracas créditos para estas adquisiciones. La cartera de contratos de cooperación técnico-militar entre Rusia y Venezuela asciende a 11.000 millones de dólares.

 

-con información de EFE


Loading Facebook Comments ...