La desgarradora pregunta que se hace su madre Isabel Rinaldo: ¡Dónde está mi hija Keira Alba Rinaldo!

  • Una trama de corrupción, entre el padre de la menor, el cubano y con nacionalidad española, Pedro Alba Linares, un subdirector de Familia, funcionarias del Consejo de Protección del Municipio Libertador, de la Fiscalía y de la Lopnna, arrebató a Isabel Rinaldo a su hija Keira de 10 años.
  • La joven señora no sabe nada de ella desde hace un año y 9 meses y desconoce su paradero. El TSJ ordenó una Alerta Roja en diciembre pasado contra Pedro Alba Linares, pero esa decisión y otras aún no se ejecutan porque no han sido publicadas, lo que mantiene de manos atadas a los cuerpos policiales.  

Por ALFREDO CONDE

A través de las redes sociales (benditas sean, de manera especial en casos como el que les presentamos) conocimos del sufrimiento y el dolor que vive a diario y desde hace casi dos años la joven señora Isabel Rinaldo, a quien a través de una perversa componenda entre el padre de la menor, el cubano-español, Pedro Alba Linares y funcionarios públicos de Venezuela, le fue arrebatada su hija Keira Alba Rinaldo, de 10 años recién cumplidos.

Isabel tiene exactamente un año y nueve meses que no ve a su hija y tampoco conoce su paradero. Pero en lo jurídico logró avances significativos, al punto que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó la búsqueda de la menor y dictó una Alerta Roja contra Alba Linares, aparte de que se aperturó una investigación ante la Fiscalía 5ta. Contra la Corrupción del Ministerio Público, por denuncia de los actos de corrupción evidentes contra todos los que se encuentran involucrados en este caso que hoy nuestros lectores conocerán.

Sí, esta es la historia de este caso, donde queda en evidencia como una madre ha sido maltratada por el sistema de justicia de Venezuela de manera aberrante, quien fue separada de manera abrupta y violenta de su hija, a través de un montaje claramente evidenciado en todos los expedientes que cursan en los Tribunales de Protección de Niños Niñas y Adolescentes, y el expediente penal que le fue aperturado para quitarle a su hija.

Es hora de que la justicia le responda a Isabel Rinaldo, quien merece solidaridad y toda la ayuda que podamos dar para que ella pueda reunirse con su hija Keira.

Y ese es el objetivo de esta entrevista. No hay otro.

EL COMIENZO DE TODO
Isabel Rinaldo: “Pido a las autoridades de los EEUU que informen si está allí PEDRO ALBA LINARES porque él es residente del estado de la Florida, trabaja allí como camionero, y pienso que mi hija puede estar allá ilegalmente, pues tenía prohibición de salida del país por los Tribunales venezolanos”.

 

-Señora Rinaldo, la denuncia que usted hizo en días pasados a través de Facebook  realmente sacudió las redes sociales, por la gravedad de los hechos. Sin ser abogado, a mi modo de ver, el caso se trataría del rapto de una menor de edad cometido por su propio padre. Comencemos desde el principio. ¿Cómo se llama, qué nacionalidad tiene y a qué se dedica el papá de la niña? ¿Cómo lo conoció, qué relación sostuvieron y durante cuánto tiempo?

Su nombre es Pedro Alba Linares, es cubano de nacimiento, se nacionalizó español en el 2010, y posteriormente se trasladó a Miami acogiéndose a la Ley Cubana. Allí es chofer de camiones en ruta desde Miami hasta California. Lo conocí en España en el año 2007 por medio de una amiga, tuvimos una relación de tres años y medio, dentro de la cual procreamos a mi hija Keira.

-¿Qué sucedió que puso fin a la relación? ¿Usted cree que llegó a conocerlo bien? ¿Cuándo se concretó la separación y en qué términos?

-Nos abandonó en España, cuando la beba tenía 2 años y medio, y su destino era Estados Unidos. Realmente uno no conoce bien a las personas. Nunca nos casamos, figurábamos como concubinato. Cuando nos abandonó, yo decidí regresar a Venezuela con mi pequeña hija, pues no podía sostenerme sola en España donde no tenía familia.

 

“Aprovecho esta oportunidad que me brinda CCNesnoticias para implorar ayuda al Ministerio Público y a los Tribunales, para que le den curso a las denuncias que existen por la desaparición de mi hija, inicien su búsqueda, se produzca su restitución a su madre como ha sido ordenado por los tribunales”.

 

LA CORRUPCIÓN LE ARREBATÓ A SU HIJA

– ¿Explique cómo se desarrolló ese proceso de separación en los tribunales? ¿Fue conflictivo desde el principio?

-La separación fue cuando me abandonó en España y tuve que regresar a Venezuela con mi hija que nació allá. Nosotros sostuvimos una relación de pareja de hecho, pues nunca nos casamos, como le dije. Regresé a Venezuela a casa de mi madre. Allí la relación con ella no fue fácil porque ella estaba separada de mi padre y no quería que yo tuviera relación con él. Yo siempre propicié desde Venezuela la comunicación entre mi hija y su padre. De repente, un día del mes de enero de 2017 fui citada al Consejo de Protección de Libertador, y es cuando me entero de una denuncia falsa que hizo el padre de la niña hacia mi persona en componenda con mi madre lastimosamente.

-Tuve que esconderme –prosigue la señora Rinaldo- por la persecución que hicieron hacia mi hija y hacia mí, hasta que un día, cuando supe que había una denuncia penal en mi contra, decidí ir a la Fiscalía a ponerme a derecho. Ese es el momento en que me detienen de manera violenta, por orden de la Fiscal Encargada de la Fiscalía Centésima Cuarta del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas, (quien era pareja del Sub Director de Familia Felipe Hernández Trespalacios) y las funcionarias del Consejo de Protección que fueron a la Fiscalía se llevaron a mi hija para entregársela en ese momento no sé a qué persona, porque su padre Pedro Alba salía y entraba al país de manera constante, de lo cual tuve conocimiento, por los movimientos migratorios que reposan en el expediente penal. Al día siguiente se hizo mi audiencia en tribunales, me dan la libertad, pero ya no tenía a mi hija y más nunca supe de su paradero real. También allí me enteré que existían expedientes en LOPNNA iniciados por Pedro Alba desde el año 2016, por Régimen de Convivencia, otro por Modificación de Custodia, los cuales impulsó desde el extranjero a través de apoderados, indicando que quería llevarse a mi hija del país porque aquí en Venezuela no había buenas condiciones para que ella viviera bien. Como esos procesos no le funcionaron, al no conseguir quitarme a mi hija, inventó el proceso penal con el sub director de Familia de ese momento Felipe Hernández Trespalacios, y una secretaria de LOPNNA, Carmen Sotillo, quien era la secretaria de uno de los tribunales de los casos de LOPNNA y quien dejaba constancia que había sido citada para los procesos, sin que fuere verdad,  porque le entregaban las citaciones a mi madre, y mi madre siempre fue la supuesta testigo de Pedro Alba en todos los procesos para quitarme a mi hija a través de LOPNNA.

-Luego. –luego continúa la entrevistada-  la secretaria se fue de la LOPNNA y destituyeron del Ministerio Público a Felipe Hernández Trespalacios, y ellos se constituyeron en los abogados de Pedro Alba en el proceso penal iniciado en mi contra, por denuncia falsa que presentaron ante el Consejo de Protección, y que luego conoció en Fiscalía la novia de Hernández Trespalacios y también como uno sus abogados en los procesos de LOPNNA.

La señora Rinaldi hace un paréntesis en su narración y aclara que al inicio de ese proceso Trespalacios seguía trabajando en la institución del Ministerio Público y ordenaba desde allí todo.

-Cuando me vine a Venezuela y el padre de la niña estaba en Estados Unidos –continúa Isabel Rinaldo-, siempre propicié que hablaran vía telefónica, y hasta llevé a mi hija a EEUU para que compartiera con su padre, quien en muchas ocasiones no tenía tiempo de verla estando allá, aduciendo razones de trabajo. Sí me manifestó en algunas ocasiones que por qué no le daba mi hija a su hermana que vivía en España, para que la criara, que ella no tenía hijos, y que allá estaría mejor. A lo que yo le respondía que nunca estaría mejor que con su madre en cualquier lugar del mundo… Nunca me imaginé que me haría algo así.

 

Este es Pedro Alba Linares, el hombre que presuntamente tiene prácticamente secuestrada a su propia hija, Keira Alba Linares. Tanto él como la menor tienen prohibido salir del país, pero no se descarta que Alba Linares, burlando la justicia, se encuentre con ella en Estados Unidos o España

 

-Ustedes han denunciado que la niña le fue arrebatada por medio de una componenda entre el papá de la menor, un subdirector de familia, otras personas del Consejo de Protección del Municipio Libertador y una secretaria de la Lopnna. ¿Cómo es posible esto?

Sí. En todos los procesos de LOPNNA se alegaron estas circunstancias evidentes, pues se demuestran dentro de los propios procesos. Actualmente existe una investigación ante la Fiscalía 5ta. contra la Corrupción del Ministerio Público, por denuncia de los actos de corrupción evidentes, donde investigan a las Consejeras de Protección YANISETT SANCHEZ, KARINA COLINA, ANA CARDOSO, a los abogados FELIPE HERNÁNDEZ TRESPALACIOS, CARMEN SOTILLO, las Fiscales encargadas de la Fiscalía Centésima Cuarta del Ministerio Público, que tuvieron a su cargo la investigación (guiada por Hernández Trespalacios cuando era Sub director de Familia), Pedro Alba Linares y Nayda Alba Linares (padre y tía de mi hija Keira, quienes vinieron a Venezuela a tramitar toda la componenda para quitarme a mi hija. También existe un expediente penal por el delito de Retención Ilegal de mi hija Keira Alba Rinaldo, y también por el de Desacato, al huir con la niña y no atender a la decisión judicial, que ordenó me fuere entregada, hecha por los Tribunales de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, decisiones que se encuentran vigentes, y que no han sido ejecutadas al desconocerse el paradero de mi hija.

-Esta investigación –añade la señora Isabel Rinaldo- cursa en la Fiscalía 90 del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas. Y actualmente en fecha 13-12-2018 la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ordenó que se cumplieran las decisiones de LOPNNA que han ordenado a mi favor la custodia de mi hija; así como que se abriera una investigación por la desaparición de mi hija Keira Alba, también, prohibición de salida del país y la difusión de Alerta Roja contra Pedro Alba. Es importante decir que mi hija tenía una medida de prohibición de salida del país decretada por LOPNNA para protegerla, porque estaba desaparecida y su padre no la llevaba a las audiencias en los procesos iniciados por él, pero en estos momentos no sabemos dónde está, ni si aún permanece en Venezuela.

-Aprovecho la oportunidad que me brinda CCNesnoticias para implorar ayuda al Ministerio Público y a los Tribunales, para que le den curso a las denuncias que existen por la desaparición de mi hija, inicien su búsqueda, se produzca su restitución a su madre como ha sido ordenado por los tribunales y también se adelanten e impulsen los casos donde denuncié a PEDRO ALBA LINARES y a los funcionarios públicos que lo ayudaron a cometer estos hechos con denuncias falsas, ya que esos expedientes parecen no avanzar.

Vean bien este rostro. Es el de Keira Alba Linares, a quien se le priva del derecho de poder ver a su madre.

-¿A qué instancias de justicia llevaron ustedes esa irregular situación que han denunciado?

-A todas las instancias judiciales. Denuncias realizadas en los Tribunales de Primera Instancia de LOPNNA donde cursan los 3 procesos por Régimen de Convivencia, Modificación de Custodia y Privación de Patria Potestad, iniciados por Pedro Alba en mi contra desde el año 2016.Otro proceso en LOPNNA iniciado por mí de Acción de Disconformidad, ante las decisiones inconstitucionales del Consejo de Protección de Libertador, que ordenaron separarme de mi hija y prohibir cualquier tipo de comunicación entre nosotras,  en los Juzgados Superiores de LOPNNA, donde hemos estado por recursos de apelación, acciones de amparo y recusaciones interpuestas por ellos.

-Igualmente, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Sala de Casación Social donde se introdujo una solicitud de avocamiento para que se pusiera orden en esos procesos manipulados; en la Sala Constitucional cuando el padre de la niña a través de sus apoderados apelaron de una acción de amparo introducida por ellos donde no les dieron la razón y fue cuando tuvimos la audiencia el 13-12-2018, donde resolvieron la búsqueda de mi hija y el Alerta Roja para su padre Pedro Alba. Aún esa decisión con la Alerta Roja no ha sido publicada por el TSJ y me temo que no se han librado los oficios de alerta. Por lo que aprovecho para implorar JUSTICIA y que se publique la decisión para que continúen los procesos y se pueda encontrar a mi hija. También estos hechos fueron expuestos y denunciados ante el Ministerio Público, en el proceso penal iniciado en mi contra, en las Fiscalías que conocieron del caso, y ante la Dirección de Familia, con los distintos directores que han pasado por allí desde que se inició el proceso. En las fiscalías que tienen actualmente las denuncias por corrupción, y por retención ilegal y desacato. Es decir, que todas las instancias del sistema judicial venezolano tienen conocimiento de lo que a mí me han hecho, y cómo me quitaron a mi hija de manera manipulada e irregular. Es importante decir que ya fue decretado un sobreseimiento de la causa en el expediente penal iniciado por denuncia falsa en mi contra, por no existir delito alguno. Decisión que se encuentra definitivamente firme. Vivo desde enero del 2017 una pesadilla y todas las instancias de justicia del país lo saben.

-Esta lucha ha sido agotadora pero no voy a dejar de buscar a mi hija. Los Tribunales de LOPNNA decidieron que Pedro Alba me entregue a mi hija Keira, pero no se ejecuta esa orden, y espero que las instancias judiciales y el Ministerio Público actúen en consecuencia y me ayuden a reencontrarme con mi hija, que es a quien se le ha perjudicado más con este actuar inhumano de su padre y de los órganos del Estado de mi país, que no han podido frenar estos actos. Espero que las fiscalías actúen en los procesos iniciados por los actos de corrupción que permitieron el alejamiento de mi hija, siendo yo la única que la ha cuidado desde que nació, y que le he brindado todo el amor del mundo hasta que me fue arrebatada y aún ahora, que no hago más que avocarme a encontrarla.

 

“Esta lucha ha sido agotadora pero no voy a dejar de buscar a mi hija. Los Tribunales de LOPNNA decidieron que PEDRO ALBA me entregue a mi hija KEIRA, pero no se ejecuta esa orden, y espero que las instancias judiciales y el Ministerio Público actúen en consecuencia y me ayuden a reencontrarme con mi hija”.

 

– Por qué cree que el TSJ aún no ha publicado la decisión? ¿Sin esa publicación nada pueden hacer los cuerpos policiales?

-Efectivamente, como dije antes, hasta la fecha no ha sido publicada la decisión dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, y en consecuencia no han librado los oficios correspondientes para buscar a mi hija, y para impedir que Pedro Alba se escape del país y se lleve de manera ilegal a mi hija, quien tiene prohibición de salida del país. No entiendo por qué no lo han hecho, aunque en mi caso, siempre que se dictaron decisiones a mi favor, no las ejecutaban. Y si no se libran los oficios que ordenan la búsqueda, nada pueden hacer los cuerpos policiales. Realmente estoy desesperada, entiéndame como madre, solo pido que algo se haga.

La pequeña Keira junto a su madre Isabel en tiempos de mucha felicidad juntas.

 

-¿Han pensado llevar este caso a instancias internacionales?

-Haré todo cuanto sea necesario para recuperar a mi hija. Yo no trabajo, porque solo vivo para buscar a mi hija y defenderme de los procesos judiciales, la asistencia que he tenido en Tribunales ha sido gratuita, almas caritativas que se han apiadado de mi y de mi sufrimiento… “HIJA mía no descansaré hasta que sepas la verdad, y sepas que desde que te arrebataron de mi lado, no he dejado ni un minuto de luchar por recuperarte. No hay nadie que te ame más que yo”.

 

-Señora, ¿cuánto tiempo tiene usted que no ve a su hija? ¿No tiene idea dónde podría estar?

-Un año, nueve meses y dos días (para la fecha en que se realizó la entrevista). No sé dónde pueda estar, puesto que se desconoce la dirección del papá de la niña y ha quitado de las redes su imagen. Su familia vive en España, en La Coruña, una tía paterna en Cuba y un primo del padre en Argentina. El vino a Venezuela con su hermana para hacer todo esto, pero tampoco sé dónde está ella.

-Pido a las autoridades de los Estados Unidos de Norteamérica que informen si está allí PEDRO ALBA LINARES porque él es residente del estado de la Florida, trabaja allí como camionero, y pienso que mi hija puede estar allá ilegalmente, pues tenía prohibición de salida del país por los Tribunales venezolanos, con esa información podría acudir a solicitar me sea devuelta mi hija y poder verla.

 

-¿Usted no conoció un familiar o amistades de ese señor que puedan ayudar a ubicarlo?

-El no tiene a ninguna persona en Venezuela. Es extranjero. Teníamos unos amigos comunes Maryory Andrade de López y José Antonio López, que son quienes lo ayudaron en Venezuela a ocultar a mi hija. Actualmente al parecer tampoco están en el país. La dirección de ellos, fue una de las que dio Pedro Alba en alguna oportunidad. Yo la tengo. En una oportunidad nos trasladamos con uno de los Tribunales que conoció del caso, hasta la puerta del edificio tratando que el padre de la niña llegara con ella al sitio, en presencia del abogado Felipe Hernández Trespalacios, pero no lo hizo, y por más que mi abogada le pidió a la Jueza subiéramos al apartamento, ella dijo que no estaba facultada para hacer eso. Por lo que ante la negativa de acudir al llamado judicial de Pedro Alba y su abogado, éste no fue, y el Tribunal no hizo nada. Eso consta en el proceso de LOPNNA. Y aunque creí que estaba cerca del encuentro con mi hija, en esa oportunidad no se logró.

 

-A través de este medio ¿qué llamado desea formular al padre de la menor o a las personas que saben de su paradero?

-Si de verdad le interesa el bienestar de nuestra hija que se ponga a derecho con los tribunales venezolanos y presente a la niña que es requerida. Las personas que vean a mi hija les agradezco me informen de inmediato y a las autoridades, ya que no sé si está con vida. No sé dónde pueda estar… Pudiera estar en EEUU porque allí tiene el centro de trabajo Pedro Alba, en España porque allí residía la tía que vino con él a Venezuela y que quería criar a mi hija. Podría estar en  Cuba porque Pedro Alba es cubano o en Argentina, porque sé que allí él tiene familiares. Aunque no descarto cualquier otro país. Y de corazón quisiera estuviera aún en Venezuela. Mi hija tiene derecho a ver su mamá, derecho que es de todo ser humano, y en especial a esa edad. Y ese derecho le ha sido arrebatado por Pedro Alba, en componenda con todas las personas denunciadas, incluyendo a mi madre, que Dios la perdone.

“Mi hija tiene derecho a ver su mamá, derecho que es de todo ser humano, y en especial a esa edad. Y ese derecho le ha sido arrebatado por Pedro Alba, en componenda con todas las personas denunciadas, incluyendo a mi madre, que Dios la perdone”.

 

GOLPEADA POR LA INJUSTICIA
Isabel Rinaldo: “Haré todo cuanto sea necesario para recuperar a mi hija. Yo no trabajo, porque solo vivo para buscar a mi hija y defenderme de los procesos judiciales”.

 

-¿La justicia venezolana ha sido diligente para resolver este asunto donde hay una niña de por medio?

-Definitivamente no. Yo fui perseguida, sumergida en una injusticia permanente, me impedían revisar mis expedientes en LOPNNA, me colocaban alguaciles a seguirme por todo el Circuito Judicial de LOPNNA para atemorizarme, nunca ejecutaron las decisiones que dictaban a mi favor después de mucho tiempo, muchos escritos y recursos, por lo que, teniendo dos decisiones de dos tribunales distintos que acordaron a mi favor la custodia de mi hija, nunca la ejecutaron, ni libraron los alertas ante el peligro de que mi hija fuera sacada de Venezuela, a sabiendas que el padre de la niña la ocultaba y daba direcciones falsas (comprobado en el expediente con inspección), y que es un extranjero sin residencia ni vínculos familiares en Venezuela. Tampoco veo avances en los distintos casos que hay en la Fiscalía, le hago un llamado urgente y piadoso a la Fiscalía para que dé curso a las denuncias y las desempolve.

– ¿Puede decir los medios de contacto para que una persona se comunique con usted si sabe dónde está su pequeña hija?

-Sí, mi correo es [email protected] y también pueden contactarme al número de teléfono +58 424 220 8179…Ayúdenme por favor a conocer el paradero de Keira. A usted le doy las gracias…

-“Hija llámame. ¡TE AMO. NO DESCANSARE HASTA ENCONTRARTE!”.

Twitter: @Alconde

 

 


Loading Facebook Comments ...