ENTREVISTA // Diputado Eustoquio Contreras: “Venezuela está viviendo en un estado de frustración muy peligroso”

El diputado disidente del chavismo, Eustoquio Contreras, con enfoque crítico, señala que “la culpa de Chávez es que no pudoenderezar los problemas que ya existían sino que su proyecto político los agravó”. En entrevista para CCesnoticias dice que es unerror endosar a una ideología lo que está pasando en Venezuela. “Se le quiere atribuir al fracaso del socialismo de un proyectobolivariano, cuando es el producto de la más feroz tesis de capitalismo de Estado”.
  • CCN
    Por ALFREDO CONDE

El diputado Eustoquio Contreras, electo en diciembre de 2015 por la circunscripción número uno el estado Guárico, como integrante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), hizo pública su decisión de separarse de la bancada del bloque oficialista en ese momento, Gran Polo Patriótico, durante la sesión de la Asamblea Nacional el 1º de agosto de 2017. Igual postura asumió ese día el diputado Germán Ferrer. “Ya no pertenecemos al bloque de la patria, somos socialistas y creemos en los ideales bolivarianos (….) hemos decidido constituir el Bloque Parlamentario Socialista (…) animados por la necesidad de contribuir al estudio de las soluciones que requieren los grandes problemas del país”, dijo Contreras, en  su intervención en Cámara Plena. Antes, concretamente en abril, ya había demostrado su desacuerdo por la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, al apuntar que “en 1999 fue el pueblo quien convocó la constituyente. Hoy solo fue convocada por un poder constituido y no podemos callar”. Contreras no ha abandonado la curul que le corresponde, porque afirma que no puede, entre otras razones, fallarles a los electores que confiaron en él en esos comicios de 2015. Por ello, los días de sesiones se le ubica allí sentado desde muy temprano y sus intervenciones en la Cámara son escuchadas, respetadas y bienvenidas por todos sus colegas de los diferentes partidos políticos.

Todo esto motivo a CCesnoticias a realizar esta entrevista para conocer su opinión sobre el momento histórico y decisivo para la paz y el futuro democrático de Venezuela.

Contreras: “Maduro no tiene fuerza para sostenerse en el poder, pero sí tiene mucha fuerza para enredar la gobernanza del que viene y eso es muy delicado”.

-Estamos en un momento que yo creo que es inédito, no solamente en la vida venezolana sino en la vida continental y cuidado sino del mundo. De todo este proceso que buscar una salida para restituir la vigencia de la Constitución ¿cuál es su evaluación?

-Yo veo que el país vive el peor momento económico, social e institucional, pero creo que hay que ir a una visión holística del problema. Ese no es el problema sino la consecuencia de una crisis de los valores humanos, del liderazgo político del país porque las instituciones, las construcciones teóricas institucionales no son otra cosa que el reflejo del liderazgo que conduce un país y Venezuela está viviendo en un estado de frustración muy peligroso. Hay que dar gracias a la fortaleza moral, colectiva y social de nuestro pueblo. Por eso no hemos llegado a niveles de anarquía superiores, porque este país ha sido estafado muchas veces.
-Si usted revisa desde la caída de Juan Vicente Gómez para acá – continúa el parlamentario-, todo el auge del desarrollo y la caída de los proyectos han sido caracterizados por fenómenos políticos. Aquí ha habido traiciones, muertes, todos los gobiernos que salen en el marco de una expectativa por lo que viene, pero en muy poco tiempo hay una gran frustración donde el país casi dice que lo mejor era lo que había, que lo peor vino. La gente dice “aquí no hay nada peor que esto”, pero resulta que lo que viene reivindica lo anterior y hay una gran diferencia, ahora estamos al cierre de un ciclo histórico político indudablemente, porque eso que se llama el proyecto chavista se ha caracterizado por una carga subjetiva muy grande.
-La culpa de Chávez es que no pudo enderezar los problemas que ya existían sino que su proyecto político los agravó. Hay que precisar algunas cosas. Se le quiere atribuir lo que está pasando a una ideología y eso no es cierto por dos razones fundamentales: la conducta que desde el gobierno han registrado los entes públicos para llevar a esta crisis a los niveles que está en lo económico, social, financiero, institucional, no cabe en ninguna categoría política y si nos queremos aproximar a ello nos daríamos cuenta que nunca el Capitalismo de Estado había estado tan acentuado. Ahora, cuando el Estado se ha hecho dueño de todo, porque no es que el gobierno como la teoría leninista de la transición establece, que hay un gobierno que cuando produce la ruptura del orden capitalista se apropia de la unidad de producción por un tiempo hasta que los medios y las formas de propiedad reinen como debe ser. Aquí el Estado se apropió de las riquezas de la iniciativa privada pero no se las ha devuelto al pueblo, sino que las mantuvo y entonces esta etapa que se le quiere atribuir al fracaso del socialismo de un proyecto bolivariano es el producto de la más feroz tesis de capitalismo de Estado.

“Chávez casi renegó del comunismo y finalmente asumió la tesis socialista, creo que más por la necesidad política de buscar un referente en Cuba, para su estabilidad, para darle identidad a su movimiento”.

SIN FORMACIÓN POLÍTICA

-Usted habló del chavismo y de ideología. Particularmente no creo que el chavismo y el madurismo existan como ideología, pero sí hay una diferencia entre ambos. Cómo llamaría usted al gobierno de Maduro?

-Hay dos fases para entender el pensamiento de Maduro. Él es un hombre bien intencional desde el punto de vista de sus anhelos económicos, sociales, de conciencia, pero el primer problema de Maduro y del chavismo lo vamos a encontrar en que es un hombre que no tuvo tiempo de una formación política, sistemática. Chávez llegó al poder sin tener una teoría desarrollada hasta el punto que coqueteó con el neoliberalismo, con la tesis de Tony Blair. Chávez casi renegó del comunismo y finalmente asumió la tesis socialista yo creo que más por la necesidad política de buscar un referente en Cuba, para su estabilidad, para darle identidad a su movimiento. Por otras razones entonces Chávez era un demoledor extraordinario, pero a la hora de dar respuesta, de llenar las expectativas, realmente se dio cuenta que el país no era viable de esa manera y luego lo sorprendió la muerte y Maduro lo que heredó es un gran desorden ideológico y político y en lugar de rectificar se empeñó en repetir los errores.
-Esto no cabe en ninguna categoría- agrega el diputado por el estado Guárico-, esto es un gran desorden a la hora de ubicarlos. El otro problema es muy difícil porque aquí hay tantos hombres que tienen origen de izquierda progresista en la oposición como neoliberales de cuarto rango en el gobierno. Por eso es que yo creo que cuando nos toque hablar de eso si es el caso, hay que decir que aquí lo que se impone en el país, en la nueva etapa que vendrá, no es una confrontación ideológica de competencia sino una complementariedad.
-Aquí hay que buscar el equilibrio. Eso de gobernar con los mejores del país hay que volverlo a plantear porque eso no se ha usado. Hay un lugar común, por eso todos los proyectos atribuidos a la izquierda y a la derecha han fracasado en los últimos tiempos es evidente. Si tú preguntarás porqué han fracasado, yo te devolvería la pregunta: escógeme cualquier estado del país que ha sido gobernado por alcaldes o gobernadores de izquierda o derecha que lo haya hecho distinto, no. El mismo Estado venezolano. Todos los presidentes lo que han hecho es sacar materias primas dependiendo cada vez más del mono producto que es el petróleo, sacarlo, gastar los dólares y después comprar productos acabados, esa ha sido la constante. Cada vez paralizando más el aparato productivo etc.

-Buena culpa también va en las expropiaciones pero también en otro punto que consagra la Constitución que es la descentralización. Aquí Chávez y Maduro acabaron con eso.

-Pero la Constitución habla de soberanía alimentaria y esos son principios que no se han tomado en cuanta. Ahora, yo creo que aquí hay que caracterizar la crisis política que viene no para quedarnos atrás sino para proyectar el qué hacer en lo que viene, porque si aquí se repiten los mismos errores más rápido que tarde vamos a tener una situación, un nuevo capítulo muy crítico en la vida del país. O si aquí se impone el sectarismo, la corrupción, la exclusión, el manirrotismo administrativo, si aquí se continúa sin desarrollar el aparto reproductivo del país, indudablemente que esto va a fracasar de nuevo. Eso significaría una nueva estafa política para el país con una diferencia, que ahora el país, el pueblo, conoce más sus derechos, los sabe exigir, porque tiene capacidad organizativa y además de eso estarían dispuestos a darle menos tiempo a los gobernadores para que les resuelvan sus problemas.
-De tal manera –prosigue Contreras-, que aquí el gobierno que viene tiene que saber a las claras el problema que le tocará enfrentar y si a ello le sumamos la posibilidad de que el cambio de poder sea por la vía de la fuerza y la ruptura, entonces la gobernanza muy temprano del nuevo régimen se vería comprometida, porque si bien es cierto que ya Maduro no tiene fuerza para sostenerse en el poder, sí tiene mucha fuerza para enredar la gobernanza del que viene y eso es muy delicado.
-Un país arruinado, un país hambreado, una parálisis, un desprestigio internacional horrible y si a ello le va a sumar millón quinientos mil venezolanos y venezolanas en estado de anarquía, cuidado, porque el chavismo aquí se va a volver muchos pedazos, se va a disolver. El chavismo en Venezuela puede convertirse en lo que fue el peronismo en Argentina después de Perón, por eso es que aquí hay que hacer un esfuerzo de una salida negociada. El que una fuerza aplaste a la otra si por fatalidad habría de ocurrir, pues tendrá que ocurrir porque son fenómenos naturales.

“Si aquí se repiten los mismos errores más rápido que tarde vamos a tener una situación, un nuevo capítulo muy crítico en la vida del país. O si aquí se impone el sectarismo, la corrupción, la exclusión, el manirrotismo administrativo, si aquí se continua sin desarrollar el aparto reproductivo del país, indudablemente que esto va a fracasar de nuevo”.

LA NEGOCIACIÓN

-Estoy de acuerdo, pero pienso que eso puede producirse si Maduro no abandona el cargo. Elecciones libres es lo que exige la mayoría de los venezolanos, eso es inocultable así digan lo contrario. Fíjese que Maduro se atrevió a negar la existencia de más de 50 países apoyando a Juan Guaidó, lo dijo en una entrevista a la BBC Mundo. Entonces, también tendría que abrir los ojos en ese plano político.

-Quiero que sepas que yo interpreto todas las cosas que se están haciendo visiblemente bien hechas y otras que no son tan visibles para calificarlas de bien hechas es para presionar una salida negociada. ¿Usted cree que hay espacio? Sí hay, lo que pasa es que cuando las circunstancias llegan a los niveles que están, las negociaciones se hacen cuando las partes llegan a la conclusión por razones existenciales y de burocracia que es mejor negociar que mantener las posturas como están, porque la pérdida puede ser peor. Lo que vamos a encontrar entonces es que se negocia con menos o más acciones. Lo de Pérez Jiménez al final fue una negociación, te damos tantas horas, llévate este maletín de dólares, tienes un avión ahí, etc., eso es una negociación. Claro, esa no es la negociación deseable, la deseable es que los actores políticos digan caramba, tenemos tantos años de una confrontación, devastamos la economía, el país está empobrecido, la comunidad internacional nos ve como unas personas demasiado pobres intelectual y moralmente, llegamos a estos niveles, vamos a buscarle una salida a esto.

-Yo no soy de los que piensa que el chavismo va a desaparecer. Hablan de ese chavismo disidente. Tenemos los casos de Gabriela del Mar Ramírez, la fiscal Luisa Ortega, su esposo Germán Ferrer, el politólogo Nícmer Evans, entre otros, gente muy calificada y consciente, que han contribuido mucho para llegar hasta este punto donde estamos. Entonces el chavismo no tiene porqué desaparecer. Uno de los puntos aquí es el pensamiento único. Si existe una Asamblea Nacional plural, existe democracia. No puede ser de un solo color, porque con ese monopartidismo en el poder no hay democracia, eso es dictadura. Entonces, ¿qué posición tendría el chavismo en un futuro, como lo avizora usted?

-A lo mejor estoy adelantándome mucho a los hechos porque todavía están en pleno desarrollo. Del chavismo se va a seguir hablando porque Chávez es un fenómeno político, comunicacional con gran liderazgo carismático, gran comunicador pero yo te voy a decir una cosa que puede ser polémica: el chavismo como expresión literal no tiene rango ni fuerza teórica, científica, universal para convertirse en una ideología, pero es una realidad política que además para muchos suman, otros pensarán que restan, pero yo creo que aquí lo que debe venir es un gran debate porque es compleja la situación.
-El chavismo es una referencia hecha que sirve para cobijar prestigio político, ideológico, pero electoralmente yo creo que no es una buena herramienta, porque tú hiciste una pregunta anteriormente sobre eso y es que la gente cree que lo que está haciendo Maduro es la herencia de Chávez, que es la desgracia del país y el debate ideológico ha llevado a las corrientes capitalistas y neoliberales a no perder tiempo. Ten la seguridad que los enemigos históricos del socialismo científico no van a desperdiciar la oportunidad de decir que lo que fracasó en Venezuela no fue un capitalismo de Estado, una derecha y corrupción, sino el socialismo.

“Yo creo que hay una crisis de pensamiento político universal que debe llevar a los estudiosos a desperezarse y entrar a las bibliotecas a estudiar los clásicos y las corrientes modernas para actualizar ideológicamente al mundo”.

LA CRISIS IDEOLÓGICA Y POLÍTICA

-Y ante todo lo que se está viviendo en América Latina, el caso de los Kirchner, el caso de Lula, de Correa, de Evo Morales, de Daniel Ortega, que son del Foro de Sao Paulo de izquierda, ¿cómo queda esa izquierda por estos monumentales fracasos? ¿Dónde quedan esos grandes intelectuales de la izquierda que han hecho silencio frente a la situación venezolana?

-Eso es una profundidad que apasiona – precisa Eustoquio Contreras- y vamos a encontrar hasta en lo micro de que la crisis que tiene la humanidad a la que no escapa Venezuela, de los valores y los principios es una crisis ideológica, porque las sociedades son dinámicas, están en movimiento, dejan necesidades viejas y plantean necesidades nuevas y en el mundo de los hechos cada necesidad debe tener una respuesta teórica y eso no está ocurriendo y ese es un debate, una preocupación que deben tener tanto los partidarios de las corrientes filosóficas liberales como las izquierdas.
-Cuántos años han transcurridos desde que Adam Smith produjo las teorías del capitalismo que plantearon un tipo de Estado que casi no existía en las tomas de decisiones sino para regular y te planteaba una economía moderna basada en el desarrollo individual de la persona como una manera de alcanzar estadios espirituales y materiales y cuánntos años no han ocurrido que Marx, Lenin, Rosa Luxemburgo dieron esos grandes debates, construyeron una teoría sobre el Estado que hasta llegaron a hablar de dictadura del proletariado pensando que lo descamisados llegaban al Estado y al asumir el Estado eran todopoderosos, lo cual es una tronco de contradicción, porque tú puedes ser un venezolano para hablar de Venezuela y eres proletaria porque no tienes poder, pero al controlar poder dejas de ser proletario porque tienes todo el poder.

-Hay una contradicción –apunta el diputado-, entonces se planteó un Estado muy fuerte al socialismo y una sociedad que buscaba la felicidad de los individuos a través del funcionamiento colectivo por eso el socialismo, pero ni el capitalismo ni es socialismo en los años y siglos que llevamos de historia han podido resolver los problemas.
-Fíjate que en lo chiquitico ya te preguntaba: escógeme tú como ejemplo cualquier alcaldía o cualquier Estado, pero ahora que tú me llevaste a la geopolítica yo te pregunto, ve esos países donde ha gobernado la corriente capitalista y la socialista si ha habido cambio, todos salen enjuiciados por corrupción.
-Entonces yo creo que hay una crisis de pensamiento político universal que debe llevar a los estudiosos a desperezarse y entrar a las bibliotecas a estudiar los clásicos y las corrientes modernas para actualizar ideológicamente al mundo. Yo termino diciéndote, afirmándote desde aquí, que no se ha aplicado el socialismo en ninguna parte del mundo, porque uno de los problemas que tienen las corrientes socialistas es que son muy buenas en la oposición para prometer, pero son muy malos para solucionar problemas porque todos terminan en autoritarios.

-¿Eso no será por buscar semejanzas con Stalin, por su herencia?

-Yo lo que creo es que estas son ideologías construidas sobre resentimiento opuesto a otra ideología y no con la finalidad de resolver el problema de la humanidad. Eso es lo que está pasando.
Aquí en este país, el proyecto que salve a este país llamado Venezuela tendrá que ser aquel que salga de unos nuevos hombres y mujeres, me refiero al pensamiento, no en lo biológico, que sean capaces de poner los intereses del país por encima de los particulares.

-No cree que también ya basta de aquello de izquierda y derecha cuando todos sabemos la raíz de eso ¿No es anacrónico?

-El problema es que cuando tú lo ves al revés el pensamiento que tú tienes que cómo debe funcionar el Estado, si es un Estado que se dedique solamente a cobrar renta, que se dedique a la policía para mantener el orden o si por el contrario es un Estado que para buscar los equilibrios y fortalecer los que menos tienen empieza a hacerse de empresas a reprimir, ahí estamos en una batalla ideológica. Creo que no hay que huir de la ideología lo que hay es que hacer un gran debate para repensar los valores y los principios del Estado y la sociedad.

-¿Usted desde aquí va a propiciar todo eso?

-Yo creo que en su momento vamos a trabajar sobre eso. Una de las razones por las que yo me incorporé aquí, en primer lugar es para cumplir mi deber de no fallarle al elector, a la Constitución y a mi moral, y vengo aquí no a servirle a alguien en particular ni estar en contra de nadie, sino a sufijar las posiciones que considere beneficien a la sociedad y al país.

 

  • Foto Principal: Diputado Eustoquio Contreras (Bloque Parlamentario Socialista).

Twitter: @Alconde

 


Loading Facebook Comments ...