¿Loco o a punto del colapso? Qué dice este rostro de Diosdado Cabello

Por Agapito Garrido 
Este rostro de Diosdado Cabello habla a gritos de los avatares actuales del gobierno y del cerco que vive a manos del imperio norteamericano. Y para ñapa el senador Marco Rubio ha querido personalizar las operaciones psicológicas (terrorismo psicológico) en la persona del número dos de la revolución chavista. Sobre Diosdado ha caído todo tipo de amenazas, hasta de verlo en Guantánamo vestido a rayas.
Pues bien, este hombre ha vivido las presiones de una gran amenaza que se cierne sobre el régimen chavista y sobre la de él mismo y su familia.
Con todo eso encima, ha tenido que echarse encima a un gobierno en el suelo desde todos los ángulos posibles, moral y materialmente, con una credibilidad de Maduro a menos cero, en el que sus voceros no hablan sino que pegan gritos.
Salió a recorrer el pais en el peor momento posible. Con un gran riesgo de que la base chavista lo mandara para el zipote, en un país devastado por necesidades básicas no satisfechas, donde el chavista sufre todos los días los embates de un país en crisis.
Pues bien, ese rostro de “loco” de Diosdado dice lo que ha tenido que sobreponerse al momento y a las duras circunstancias de un bloqueo económico y de un imperialismo que de tanto invocarlo ha aparecido por ahí cerca, husmeando sobre estas pacíficas costas.
Hay que recordar que no hace mucho los prohombres de la revolución como el mismo Maduro, Jorge Rodríguez, Cilia Flores y Diosdado iniciaron programas en VTV. Todos fracasaron, excepto el de Diosdado, que se mantiene con la mejor sintonía (rating) de los programas que pasan en la televisión venezolana. Todos están pendiente del Mazo Dando, chavistas y de oposición, y lo que dice Diosdado es noticia en varias direcciones.
Por supuesto, ese éxito genera los peores celos en el comando político-militar de la revolución chavista, porque además Diosdado no se anda por las ramas para decirle sus verdades en los cachetes a todo el mundo, incluyendo al mismo Maduro. Además, no es muy dado en pasar por el filtro de presidencia para pedir las cosas, llama directamente y el que se niega a recibir sus tajantes órdenes, le llueven sapos y culebras.
Pues bien, ese rostro de Diosdado está diciendo que le ha tocado echarse encima un gobierno moribundo y resistir el asedio de Trump y del senador Rubio, todo junto, y eso pesa mucho.
Diosdado, pero guarda energía, este asedio apenas está comenzando y tendrás muchos momentos difíciles y graves decisiones que tomar.


Loading Facebook Comments ...