Así se cuadró en Miraflores la sentencia del TSJ contra Guaidó

Todo fue expedito, y todo fue coordinado. El fiscal designado por la constituyente, Tarek William Saab, acudió a la sede del Tribunal Supremo de Justicia a solicitar medidas cautelares contra el diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y quien desde el parlamento ha asumido ser el encargado de la Presidencia de la República.

La petición fue prohibirle la salida del país, prohibirle la enajenación de bienes y congelar sus cuentas bancarias; todo ello mientras se adelanta una “investigación” contra el parlamentario, al cual no se le solicitó allanamiento de la inmunidad parlamentaria.

Ya a la 1 de la tarde los magistrados fueron convocados a Sala Plena que se realizaría a las 4 de la tarde. Llegada esa hora, estaban casi todos allí, exceptuando a varios de los integrantes del Tribunal Supremo. Por ejemplo, el magistrado exprés Calixto Ortega no se le veía por aquellos predios.

Él y los demás llegaron a las 5:45 de la tarde, directamente desde Miraflores. Portaban la sentencia ya lista para ser leída ante las cámaras de los medios de comunicación que fueron convocados para las 6 de la tarde. Por lo tanto no hubo Sala Plena.

El procedimiento indica que debió constituirse la Sala, determinar un magistrado ponente de la sentencia que elaborara la propuesta de veredicto y luego proceder a votarla entre todos los magistrados presentes, dando oportunidad a que se escucharan las argumentaciones, especialmente de quienes salvaran o negaran su voto.

Pero no ocurrió así. Simplemente los magistrados que llegaron de Miraflores se dispusieron a emitir un pronunciamiento.

Por eso el magistrado Danilo Mojica dejó constancia en acta de su voto salvado, sin poder verbalizarlo. A su juicio, la decisión anunciada por Maikel Moreno contraviene los artículos 99 -designación de magistrado ponente- y 102 -presentación de proyecto de sentencia- de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

En el caso de la magistrada Marisela Godoy, dejó en acta su voto disidente al denunciar que se violentó el proceso establecido en el reglamento de la Sala Plena al impedirse que los integrantes emitieran pronunciamientos.

Pero no fue impedimento para que Maikel Moreno leyera que “luego de hacer un estudio del caso” se decidió admitir la solicitud del impuesto fiscal, y se decretaron las medidas cautelares contra Juan Guaidó “hasta tanto se culmine la investigación” -aunque no especifió qué se le investiga-.

Fuente: Tal Cual


Loading Facebook Comments ...