El rey del Once (2do. Festival Cine Argentino 2018) + Poster / Fotos / Trailer

FUNCIONES EN CARACAS:

Año: 2016
País: Argentina
Duración: 82 min / Clase B

SINOPSIS
Ariel cree haber dejado atrás su pasado, distanciado de su progenitor, tras construir una nueva y exitosa vida como economista en Nueva York. Llamado por su padre, cuya misión en la vida es dirigir una fundación judía de ayuda y beneficencia en el barrio del Once, vuelve a Buenos Aires. Allí conoce a Eva, una mujer muda e intrigante que trabaja en la fundación.

Resultado de imagen para El rey del Once Poster
REFERENCIA
En su décimo largometraje, El rey del Once (2016), el argentino Daniel Burman vuelve a los temas ya explorados en anteriores cintas como El abrazo partido(2004) y Derecho de familia (2006): La tradición judaica, la búsqueda del padre, las relaciones paterno-filiales y la incertidumbre de convertirse en adulto

El rey del Once (2do. Festival Cine Argentino 2018)

El rey del Once (2do. Festival Cine Argentino 2018)

El rey del Once (2do. Festival Cine Argentino 2018)

El rey del Once (2do. Festival Cine Argentino 2018)

 

Justamente, en El rey del Once muestra el reencuentro de un padre y un hijo, la búsqueda, la recuperación de ciertas herramientas que el hijo había dejado olvidadas. La de Bruman es una ficción apoyada en la realidad, ambientada en una fundación del Once con un personaje real, Usher, un no actor que hace del padre de Ariel (Alan Sabbagh), el protagonista.

 

“Usher apareció en mi vida de una manera bastante casual o fortuita”, confiesa el director, “había terminado de filmar Dos hermanos (2010) y estaba agotado un poco de mi mismo e incluso del cine y necesitaba reconciliarme con el mecanismo cinematográfico y me había enterado de un grupo de amigos de Once que todos los años se subían a un ómnibus y viajaban cuatro mil kilómetros por Rusia, Ucrania y Polonia, visitando los pueblos en los que vivían antiguas comunidades judías masacradas por sucesivas administraciones y los cementerios, haciendo lo que se llama la ruta de los Tzadikim, que según los cabalistas eran personas que nacían con un alma justa y que podían salvar al universo y las tumbas de éstos serían como puertas hacia la divinidad. Tenía ganas de hacer un documental sobre esto, la cámara y yo, nada más, y este grupo de gente y para ser aceptado tenía que ser aceptado por Usher, y lo conocí acá, en el patio de comidas de Abasto y fui a una reunión con él en la que no me miró a los ojos y no intercambiamos más de cuatro palabras. Fui aceptado en el grupo, nunca supe por qué”.

 

Continúa Burman: “Fui al viaje, lo conocí, y también a la fundación que él tiene en el Once profundo, y luego de hacer el documental, me acerqué allí, en donde hay un batallón de voluntarias, una especie de cofradía en un misterioso territorio, que es el del bien, porque la maldad no tiene mucho misterio, es natural al hombre. Y ahí empecé a ahondar en el ayudar al otro más allá de su necesidad subjetiva, por ejemplo es muy común estar comiendo en una pizzería y que se acerquen a pedirte diciéndote ‘no tengo nada para comer’ y le das una porción de pizza y el tipo te pide una empanada y vos pensás ‘entonces no tenías hambre’, porque somos así, y si uno tiene ganas de comer una empanada ¿por qué tenés que comer milanesa? ¿por qué el otro va a ser diferente? Ellos trabajan sobre esta particularidad, sobre el deseo subjetivo del que recibe y no sobre el que da. Y me metí mucho con esto, Usher me parecía un personaje increíble y empecé a pensar cómo sería el hijo de alguien así, que ayuda tanto y es imprescindible para una comunidad y qué sentiría, qué competencia tendría en esto de poder amar tanto a los demás y no tanto a él, porque uno en relación al amor paterno tiene cierta exigencia de exclusividad, que no tiene mucho sentido, porque ¿por qué nos tendrían que amar más?, y esa sumatoria de temas y situaciones terminan con un mecanismo, que desconozco, y tampoco quiero comprender, que es el mecanismo de la creación de una película y en donde todo termina tomando forma y es la historia de El rey del Once”.

(Fuente: www.escribiendocine.com)

DIRECTOR

Daniel Burman

Daniel Burman

FICHA TÉCNICA:
Guion: Daniel Burman.
Producción: Daniel Burman, Diego Dubcovsky, Bárbara Francisco – BD Cine / Telef.
Fotografía: Daniel Ortega.
Montaje: Andrés Tambornino.
Director de Arte: Margarita Tamborino.
Intérpretes: Alan Sabbagh, Julieta Zylberberg, Usher, Elvira Onetto, Adrián Stoppelman, Dan Breitman, Elisa Carricajo, Daniel Droblas.
Distribución: Embajada de Argentina

Premios

  • Festival de Tribeca: Mejor actor internacional (Alan Sabbagh)
  • Premios Sur: Nominada a mejor actriz (Julieta Zylberberg)


Loading Facebook Comments ...